CD ELDENSE Web Oficial Club Deportivo Eldense | 1921
Historia C. D. Eldense
FUNDACIÓN DEL CLUB
LA PRIMERA DIRECTIVA
PRIMERA ALINEACIÓN
EL LEGENDARIO PARQUE
LAS PRIMERAS GESTAS
ARRANQUE LIGUERO
DESPUÉS DEL HOLOCAUSTO CIVIL
TERCERA DIVISIÓN
LA DÉCADA PRODIGIOSA
LA MEJOR CLASIFICACIÓN
ESTADIO MUNICIPAL
LA SOMBRA DE CREMADES
DÉCADA DE LOS 70
LOS 80'
LA DÉCADA DE LOS 90
EL ELDENSE DEL 75 ANIVERSARIO
NUEVO SIGLO
ÚLTIMO LUSTRO

FUNDACIÓN DEL CLUB

Desde que el Recreativo de Huelva se convirtiese en el primer club de fútbol del país, numerosos puntos del país se sumaron a esta incipiente fiebre futbolística. Y desde luego, la industriosa población de Elda no tardaría en sucumbir a los encantos del llamado deporte rey. Sin embargo, es muy probable que aquel grupo de amigos que formaban una simpática peña denominada popularmente “Los Cabezotas”, estuviese muy lejos de imaginar la extraordinaria repercusión que tendría su iniciativa en la historia de nuestro fútbol nacional. Y ajenos a lo que depararía el destino, nació así el llamado Club Deportivo. Pero esta originaria denominación duraría bastante poco.

LA PRIMERA DIRECTIVA

Todos los componentes de la peña fundadora eran miembros y socios del Casino Eldense (sociedad cultural y recreativa de la ciudad), y comenzaron a celebrar las reuniones del recién nacido club en la citada sociedad. Este fue el motivo concreto que originó el nombre definitivo y actual del ya legendario Club Deportivo Eldense. Después de una reunión, y tras acordar esta denominación, se constituyó la primera e histórica junta directiva. Dicha junta estaba compuesta por D. Joaquín Seguí Fernández (presidente), D. Eloy Catalán Cantó (vicepresidente), D. Francisco Maestre (secretario), y D. Emiliano Vera González (tesorero).

PRIMERA ALINEACIÓN

El flamante equipo debutó oficialmente contra el campeón local, el entonces llamado Elda F. C., en ese mismo año de 1921. Era el 1 de noviembre, festividad de todos los santos, y el escenario del choque fueron unos solares propiedad de la sociedad “El Progreso” habilitados para ser campo de fútbol. Con este lugar como escenario, se midieron ambos conjuntos, dando comienzo la lucha particular entre ambos por conseguir la supremacía futbolística local, en poder hasta entonces del Elda F. C. Y curiosamente, valga como anécdota el hecho de que el C. D. Eldense luciese en su flamante uniforme los colores azul y grana, idénticos a los del F. C. Barcelona, pero actualmente con el calzón de color negro, para distinguirlo así del club catalán. Este hecho fue originado por el motivo de que los fundadores del club zapatero, fueran simpatizantes del equipo “culé”. Y para darle más morbo al asunto, los colores de la zamarra de su rival, el Elda F. C., eran blanquiazules, similares a los del gran rival barcelonista, el R. C. D. Español.

Anécdotas aparte, este fue el primer choque entre ambos conjuntos, y el primero del C. D. Eldense. Luego, sucederían otros más, en los que el C. D. Eldense lograría la hegemonía local.

En esta primera ocasión, no obstante, los nervios y la inexperiencia atenazaron a los azulgranas, que sucumbieron finalmente por un tanteo adverso de 3 a 0.

Este fue el primer once que defendió la elástica del C. D. Eldense: M. Martínez en la portería, P. Candelas y Gregorio en línea defensiva, Lauro, A. Martínez y Canto en la zona de volantes, y Almodóvar, J. Martínez, Capo, Candelas II (Candelitas) y Gómez (Maquinita) en el ataque. Capo ejerció como capitán, teniendo el honor de ser el primero en la historia del C. D. Eldense.

EL LEGENDARIO PARQUE

La enorme rivalidad local entre el C. D. Eldense y Elda C. F. llegó hasta el punto, que tras varios choques entre ambos equipos, se decidió la disputa de uno más, aunque en campo neutral. Era el 17 de enero de 1922 y el escenario elegido fue el campo de La Florida en Alicante. Tras un emocionante y enconado encuentro, el C. D. Eldense venció por 1-0 y se proclamó campeón local. Desde entonces, y hasta parte del año siguiente, el equipo azulgrana disputó varios partidos en distintos campos sin vallar.

Por fin, a mediados del año 1923, se inauguró el campo de fútbol llamado El Parque, que albergó fútbol, toros y teatro.

En la inauguración del nuevo terreno deportivo se enfrentaron el C. D. Eldense y su máximo rival, el Elda F. C., al que derrotó en un tercer y decisivo choque por 3-1. Antes, ambos conjuntos habían empatado en dos ocasiones, siendo necesario un tercer partido para que el C. D. Eldense se proclamara vencedor y se hiciese con el trofeo que había donado el propietario del recinto deportivo. Parque-deportivo

LAS PRIMERAS GESTAS

Ubicado ya en un campo de fútbol cerrado, el C. D. Eldense jugó varios partidos con resultado alternos, así como varios torneos. En uno de ellos, logró su primera gran proeza deportiva, iniciando su gloriosa carrera de éxitos. Fue contra la Unión Deportiva de Albacete, actualmente Albacete Balompié, conjunto al que derrotó por 3-1.

Igual mención merece el torneo disputado y ganado contra el C. D. Cieza, consiguiendo adjudicarse la magnifica copa que desde tierras murcianas donó D. Antonio Bevia.

El once habitual que se alineó a lo largo de estos partidos fue el formado por los siguientes jugadores: Pérez, Davo, Leon, Candelas, Paquito, Rodenas, Bayo, Paila, Segarra, A. Pone y J. Pone.

ARRANQUE LIGUERO

En 1925 se ingresaba como club federado en la Federación Valenciana, en la que se estuvo hasta 1927, año en el que todos los clubes de la provincia de Alicante pasaron a formar parte de la Federación Murciana.

Se ingresó de ese modo en la Segunda Regional, y en la campaña 28/29 se consiguió el campeonato, ascendiendo a la Primera Regional; en la que se encontraban el Murcia, Cartagena y Elche. Estos fueron los campeones: Ruiz, Manolo, Vallana, Siki, Paquito, Rodenas, Bayo, Coloma, Segarra, Gorduras y Orio.

Ya en esta nueva categoría, el C. D. Eldense fue campeón liguero en las campañas 32/33 y 35/36, antes de la guerra civil española. Con un gran equipo, tomó parte en el torneo nacional, alcanzando las semifinales del Campeonato de España en dos ocasiones, precisamente en las temporadas 32/33 y 35/36, siendo eliminados en las respectivas ocasiones por el potente Sevilla F. C. y por el Burjassot.

Este formidable equipo del C. D. Eldense, lo formaban entre otros Amat, Plácido, Arocha, Aguado, Cerdá, Martínez, Gaona, Garrigós, Romero, Lito, Oriente, Fito, Gómez, J. Romero... todos ellos jugadores de la propia localidad.

DESPUÉS DEL HOLOCAUSTO CIVIL

Una vez finalizada la guerra civil, se reorganizó el fútbol nacional y el C. D. Eldense, que ganó el campeonato liguero durante la temporada 40/41, galardón que revalidó el año siguiente.

El equipo azulgrana comenzó a llenar de trofeos las vitrinas del club, y en esta ocasión, solo la verdadera mala suerte le privó del ascenso a Segunda División. El C. D. Eldense llegó al final empatado a puntos con el C. D. Alcoyano, quien acabaría ascendiendo por su mejor “gol-average”, en el que aventajó al C. D. Eldense en la irrisoria cifra de un gol. Aquel equipo lo formaban nombres y hombres como estos: Amat, Camota, Del Pino, Roberto, Barcelona, Guiera, Gaona, Asensio, García, Tiburcio, Marianín, Urrea y Romero I.

TERCERA DIVISIÓN

Fue en la temporada 43/44 cuando debutó el C. D. Eldense en esta nueva categoría, haciéndolo con un apretado triunfo ante el Alicante, venal que venció por 2-1. Las siguientes temporadas las jugó el equipo azulgrana en esta división, y si bien no consiguió el ansiado ascenso a Segunda, si quedó siempre bien clasificado. Durante la campaña 47/48, el cuadro eldense marchó en una envidiable posición enfilado como cohete hacia el anhelado ascenso. Aquella temporada, dirigía el equipo un magnífico entrenador bien conocido, D. Andrés Balsa. También la junta directiva era fantástica, ya que en ella se aglutinaban nombres ilustres y populares de la sociedad eldense. D. José Maria Pérez Gras (presidente), D. José Cano (vicepresidente), D. Eduardo Pérez Gras (tesorero), D. Luis Cremades Viñedo (secretario técnico y luego presidente), D. Vicente Mateus Luengo y D. José Martínez González (presidentes honoríficos),  y los siguientes vocales: D. Santiago Piqueras, D. José Grau, D. Elías Vera, D. Segismundo Falcó, D. Pedro Hernández, D. José Navarro, D. José González, D. Francisco Payá, D. Francisco Gómez y D. José Marcos Hernández.

LA DÉCADA PRODIGIOSA

Los años cincuenta no fueron fáciles. Incluso los comienzos de esta década no pudieron ser más desagradables y adversos, ya que las campañas 51/52 y 52/53, supusieron un caos organizativo en la dirección del club. Las temporadas 53/54 y 54/55 significaron el reencuentro del buen juego y a la par, con el dorado sueño del ascenso a la división de plata. Este viejo deseo se vio coronado en la temporada siguiente, la 56/57, cuando el C. D. Eldense, se proclamó campeón de liga de Tercera División, consiguiendo así ascender después de derrotar al Plus Ultra de Madrid (hoy Real Madrid Castilla) en una inolvidable promoción.

Se logró un hito histórico, el más glorioso sin duda alguna. Los héroes de aquella gran proeza deportiva quedaron inmortalizados para siempre en los anales deportivos del club. Justo es recordar aquella inolvidable terna de de gigantes que dieron a la Elda deportiva, una de las mayores y más extraordinarias satisfacciones. Gracias a ellos, el C. D. Eldense, paseó su nombre y el de la ciudad por campos históricos y de leyenda.

El cuadro de honor del equipo del ascenso de aquella época estaba conformado por:

Presidente: D. Luis Cremades Viñedo. Vicepresidente: D. Eliseo Poveda Viñedo. Secretario general: D. José María Alarcón Juan. Secretario general adjunto: D. José María Pérez Gras.

Tesorero: D. Segismundo Falcó Picó. Secretario: D. Manuel Alonso Vera. Secretario técnico: D. Manuel Maestre Hernández. Secretario técnico adjunto.: D. Juan Valiente Olaya. Vocales: D. Isidro Aguado Poveda, D. Álvaro Amat Cremades, D. Roberto Gil Pérez, D. Francisco Gómez Gómez, D. Eugenio López Miralles, D. Emérito Maestre Maestre, D. José Navarro Colomina, D. Ramón Navarro Poveda, D. José Ortiz Bañón, D. Pedro Rico Arenas, D. Joaquín Sala Maqueda, D. Francisco Serrano Jover, D. Joaquín Vera Maestre, D. Constantino Calabuig.

La plantilla estaba formada por:

Entrenador: D. Antonio Molinos Guisán. Porteros: D. Lorenzo Zúnica Abat, D. Antonio Mateo Aguado, D. Antonio Carretero Asensio. Defensas: D. Jaime Carrió Badiola, D. Abelardo Jiménez Ortega, D. Marcelino Andrés García, D. Carlos Llorens Mira, D. Luis Oliver Hernández. Centrocampistas: D. Francisco Hernández Grande, D. Florentino Zamora Miralles, D. Román Barreto Ayelo, D. Antonio Sánchez Jiménez. Delanteros: D. Antonio Herrera Molinero, D. Francisco Gancedo Royo, D. José Villaplana Martínez, D. Enrique Bosch Ruhi, D. Francisco Gómez Montagud, D. Norberto Amaro Domínguez, D. Domingo Medina Gutiérrez, D. Leopoldo Guillamún Andreu, D. Juan Cortiñas Méndez, D. Juan Cedrés Cabrera, D. Alfonso Ortuño García.

Ya en Segunda División, el flamante ascendido debutó un 9 de septiembre de 1956 ante el no menos histórico Córdoba, en el campo de El Parque. La tarde no pudo ser mas apoteósica, ya que el cuadro azulgrana barrió al rival de la ciudad de los califas derrotándole por 4-0, con goles de estreno en la categoría a cargo de Nicieza, Grande y Fustero, que convirtió dos.

Una vez cumplido el objetivo del ascenso, el C. D. Eldense, se mantuvo durante tres temporadas en Segunda división, descendiendo en la campaña 59/60. En este periodo de tiempo, son dos los hechos más reseñables. Por un lado, se salvó una promoción de permanencia ante el Calvo Sotelo de Puertollano. La eliminatoria se puso muy cuesta arriba tras caer por 4-1 en terreno manchego. Pero la furia y el orgullo herido del C. D. Eldense le hizo desplegar un fútbol de alta calidad con el que aplastaron a los de Ciudad Real por 7-0 en el encuentro de vuelta. La afrenta, quedó vengada.

Pero sin duda alguna, la gran machada del club zapatero llegó con la edición de la entonces Copa del Generalísimo (hoy de S. M. el Rey) correspondiente a la temporada 58/59. El sorteo deparó en suerte, nada más y nada menos que al poderoso Athletic Club de Bilbao, el indiscutible rey de copas. Los “leones” de San Mamés se dieron un paseo por el terreno de El Parque, donde ganaron con claridad y comodidad a los eldenses por un holgado 0-3. Nada hacía presagiar lo que iba a suceder en el choque de vuelta en la mismísima Catedral, en el corazón del “Bocho”. Nadie dudaba lo más mínimo de que los rojiblancos de Bilbao iban a despedazar al cuadro alicantino. Pero una vez más, el C. D. Eldense sintió maltrecha su dignidad y volvió a aflorar su casta y su coraje. Ante el estupor y el sonrojo de toda Vizcaya, el Eldense consiguió empatar en encuentro (2-2).

Ya nadie podía tener la menor duda, el C. D. Eldense no era el atemorizado saltamontes que se esperaba en San Mames, resignado a la suerte de ser devorado por los vascos. Pero quienes pudieran pensar así se equivocaron con creces. En su lugar se encontraron con un rabioso escorpión azulgrana que dedicó dos furiosos aguijonazos que todavía escuecen allá en tierras del norte de España.

LA MEJOR CLASIFICACIÓN

La temporada 61/62 quedará marcada para siempre en letras de oro en la historia del C. D. Eldense. Se consiguió el segundo título de campeón en Tercera División. Largo y áspero fue el camino hacia la cúspide. En primer lugar, cayeron en suerte los también azulgranas de la S. D. Eibar. Y no se pudo empezar peor en el fortín del vetusto Ipurúa. ya que los hombres que entonces dirigía D. Vicente Dauder, cayeron batidos por un contundente 3-0. De ese resultado, los armeros vascos se las prometían muy felices, confiados en la solidez de su zaga. Pero aún quedaba la vuelta, y los guipuzcoanos no conocían la dificultad que suponía jugar en El Parque, especialmente para un equipo del norte. El Eibar se llevó un elocuente 7-0 de Elda.

Era el primer obstáculo y ya estaba superado, pero aún quedaba otro. El siguiente y definitivo rival fue la Gimnástica de Torrelavega, un equipo bronco y correoso, que presentó muchísimas más dificultades que los guipuzcoanos del Eibar. Y esta suma dificultad se comprobó bien pronto en el primer envite. El cuadro dirigido por Dauder se impuso a los rocosos cántabros por un exiguo 2-1. Las espadas quedaron en todo lo alto.

En el infierno del Malecón, once gladiadores vestidos de azul y grana hicieron enmudecer el festivo ambiente montañés. Estos fueron los jabatos del sur, cuya alineación quedo inmortalizada en los anales futbolísticos: Mateo, Albert, Chiqui, Valero, Cordones, Miguel, Beso, Soroa, Lizani, Grande y Aguado. Al final, empate a goles, desolación local y apoteosis visitante. Por segunda vez en su historia, el Eldense tocaba el cénit. Todo fue una fiesta, y tal fue así, que la tarde del martes 22 de mayo de 1962, la expedición eldense fue recibida por un hormiguero de aficionados que coreaban el grito de guerra de “DEPORTIVO”, y que dirigidos por el popular “Tope”, abarrotaron la plaza del Ayuntamiento.

Debemos homenajear esta inolvidable hazaña deportiva, se cita el cuadro de honor, la junta directiva presidida por D. Luis Cremades Viñedo, era tan formidable como la que hubo en el primer ascenso, y estaba compuesta por estos nombres: Francisco Ponce, Diego Bonai, Francisco Muñoz, Juan Huesca, José Ortiz, Joaquín Maestre, Roberto Gil, Juan Jover, Francisco Serrano, Víctor Verdú, José Peñataro, Efigenio López, Francisco Payá, Juan Cózar, Pablo Maestre, Pedro Rico, Armando García, José Ferreira, Jorge Bernabé, José Crespo, José Segura, Ricardo Pérez, Ramón Jiménez, Luis Pedreño, Joaquín Romero, José María Gran, los presidentes honoríficos Francisco Amat, el señor Maestre y D. Luis Cremades como presidente.

En cuanto al equipo, el preparador Vicente Dauder contaba con esta fabulosa plantilla: Fiestero, Aguado, Mateo, Bevia, Zunica, Pereile, Miguel Albert, Valero, Chiqui, Rodolfo, Cordones, Grande, Beso, Rodríguez, Méndez, Sorda, Darwin, Lizani, Asterio, Aguado, Martín, Uriarte y Crespo, con los utilleros Agustín y Joaquín. Bajo la dirección técnica de Vicente Dauder, el C. D. Eldense volvió a protagonizar otra sonada gesta. Tras eliminar de la Copa del Generalísimo a los norteños de Idauchu, el sorteo emparejó a los eldenses nada más y nada menos que al todopoderoso Valencia C. F. la eliminatoria quedó vista para sentencia en tierras del Turia, donde los azulgranas fueron barridos por un expresivo y clamoroso 8-1. Pese a lo apabullante del marcador, el C. D. Eldense, en uno de los mejores partidos de su historia, venció al cuadro “che” en El Parque por 1-0.

ESTADIO MUNICIPAL

El día 26 de abril de 1964, el cuadro zapatero estrenaba nuevo campo de fútbol, al que se bautizó con el nombre de Estadio Municipal, conocido hoy como Estadio Municipal Nuevo Pepico Amat.

Para celebrar el flamante campo se enfrentaron el C. D. Eldense y el Hércules de Alicante, encuentro que acabó 1-1. Finalizada ya la temporada, hubo un segundo estreno, cuando quedó inaugurado oficialmente el Estadio Municipal. Aquel día 6 de septiembre, el C. D. Eldense venció a un equipo del R. Madrid por 3-2.

LA SOMBRA DE CREMADES

El gran y recordado presidente del Eldense, más grande y señorial de todos los tiempos, decía adiós a la nave deportiva que tan sabia y diestramente había dirigido.

Se formó una junta gestora para sustituirle. Como presidente de dicha gestora fue nombrado D. Andrés Sirvent, conocido popularmente como “Mondonguito”. Una vez cumplido el cometido de la gestora, fue nombrado nuevo presidente del club D. José Maestre, al que sucederían después D. Francisco Pérez López, conocido como el “Bomba”, y D. Antonio Herrero Pagán, conocido como el “Moro”.

No faltaron nuevos presidentes con el mismo y afín objetivo de devolver al equipo a la añorada Segunda División. Esta relación de nombres y hombres, nos conduce a las puertas de la temporada 77/78, año en el que se funda una nueva categoría, la 2ª B, entre la 2ª y la 3ª División. En esta división militó el C. D. Eldense a lo largo de 7 temporadas, intercaladas de la siguiente manera: 77/78, 79/80, 80/81, 87/88, 88/89, 89/90 y 90/91.

DÉCADA DE LOS 70

La década de los 70 se pretendía reconocer como una etapa de transición, como una antesala previa al logro de volver a reconquistar el eterno y siempre perseguido sueño de militar en la categoría de plata.

La temporada 76/77 supuso a la postre, una inesperada alegría para toda la familia deportivista. Había sido una campaña de trepidante emoción, ya que del estadio eldense solo volaron dos de los treinta y ocho puntos puestos en litigio. De los 19 partidos jugados en casa, el Deportivo ganó 17, convirtiendo su feudo en un fortín inexpugnable.

Dirigió el equipo un hombre carismático y legendario, Pepe Rey. Cuatro hombres destacaron en esa temporada: el meta vasco Zabala, el todoterreno Alba, el habilidoso goleador Márquez y el oportunista juvenil Miguel Bernal. El equipo acabó cuarto y ascendió a Segunda B.

La temporada 77/78 fue de nefastos resultados en el plano deportivo para el conjunto eldense, ya que ese mismo año descendió a Tercera División.

Ya de nuevo en Tercera División, el C. D. Eldense volvió a realizar una extraordinaria campaña. El equipo consiguió 65 goles, y en un final trepidante, consiguió alcanzar la primera posición, el campeonato y el ascenso de nuevo a Segunda B. Se lograron 55 puntos, uno más que Albacete (2º) y Gandia (3º), y cinco más que el Alcoyano.

LOS 80'

Aunque fue elegido presidente a finales de la temporada 79/80, podemos considerar que la era Loperena comenzó realmente desde la campaña 80/81. No pudo tener peor estreno en su mandato, ya que el equipo acabó situado en la última posición con solo 23 puntos, lo que llevó de nuevo al Eldense al pozo de Tercera división.

Pese a todo, el C. D. Eldense consiguió nuevas gestas deportivas. De esta forma, por ejemplo, volvió a recuperar la militancia en Segunda B, permaneciendo en ella durante 4 temporadas consecutivas, las comprendidas entre la 87 y la 91. Fue en la temporada 88/89 cuando el club azulgrana logró la mejor calificación de su historia en esta categoría, la 5ª posición.

También es de destacar el papel realizado en Tercera y de una manera especial, el efectuado en la campaña 84/85, cuando el cuadro zapatero obtuvo la impresionante cifra de 90 goles marcados, y la irrisoria cantidad de 17 goles recibidos.

En la Copa del Rey, el Eldense también dejó su huella. En la edición de 87/88, el cuadro azulgrana fue capaz de doblegar al Bilbao Athletic (filial de los leones) en una eliminatoria inolvidable. El choque disputado en Elda, empate a 0 goles. Ya en la vuelta, en la historia “Catedral”, el conjunto azulgrana venció por 1-2, con goles conseguidos por el hispano-argentino Roberto Orellana. En la siguiente eliminatoria, el bombo copero deparó un autentico gordo, nada menos que los verdiblancos del Betis de Sevilla. Con el campo abarrotado a reventar, el equipo eldense se le subió a las barbas al poderoso equipo verdiblanco, que no pasó del empate a 0. En el choque de vuelta, los del Villamarín impusieron su clase y la enorme diferencia de categoría para acabar imponiéndose por 3-1.

Durante la etapa de Loperena, muchos jugadores de calidad y amplia experiencia desfilaron por las diversas plantillas que se formaron en el C. D. Eldense. La lista es gigantesca, ya que se ficharon numerosos jugadores como Orellana, López Miró, Herrera, Sala, Marco Antonio, Boni, Castroverde, Silos, Lucas, Company, Piñar, Chechu, Villena, Miguelo, Bernardo, Pedraza, Villalba, Martín Díaz, Adrián, Luque, Aguilar, Camacho, Botella, Vicente, Iñaki, Santiago o Quique. También la cantera dio frutos prolíficos aportando numerosas perlas y de calidad. Así, salieron nombres como Baldo, Cartagena, Jero (que jugó en el Zaragoza B), Peque, Ramírez, Moreno (traspasado al Valencia), Canales o Alberto García.

LA DÉCADA DE LOS 90

Juan José Loperena pasó a la historia del club eldense y en su lugar entró como presidente D. Luis Miguel Sogorb Molla finalizando el ejercicio 89/90. Por desgracia, en esa misma temporada, la 90/91, el C. D. Eldense volvió a descender a Tercera División y Sogorb dimitió.

El siguiente presidente resultó ser D. José Gambia Rocamora. En esta etapa, el C. D. Eldense jugó el ascenso a 2ª B en un sprint final de liga impresionante. En dicha liguilla cayeron en suerte el Ibiza (representante balear y a la postre campeón), el Júpiter (catalán), y el Santomera (murciano). En la última jornada y empatados en el average particular, eldenses e ibicencos se lo jugaron a una carta. Pero mientras el Eldense goleaba al Júpiter por 5-0, el Ibiza aplastaba al Santomera por 8-0, haciendo valer su mejor diferencia de goles.

Y de nuevo, otro presidente. El elegido fue D. Manuel Guill Grau, que también tuvo que luchar contra las numerosas adversidades que rodeaban el nombre, el discurrir y la historia del C. D. Eldense. Su etapa fue breve, una temporada. Regresó a la presidencia Luis Soborg Deltell. Por último, en abril de 1996, dimitió toda la junta directiva, quedando como presidente interino D. Antonio Bañuz Igual hasta la proclamación de D. Manuel Murcia Correras. En esa largísima etapa comprendida desde Loperana, hasta Murcia, pasaron técnicos como Llompart, Surli, Cubiche, Coca, el inolvidable tandem Leblanch-Luiche, Antonio Ruiz, o el ex herculano Pepe Rivera.

EL ELDENSE DEL 75 ANIVERSARIO

Por fin, llegaba la temporada 96/97, en la que se cumplían los 75 años de historia del C. D. Eldense. Una vez más, como tantas, el cuadro azulgrana se apresta en la meta de intentar el ascenso a 2ª B. Para acometer la perseguida empresa, se establece una profunda renovación en el seno de la entidad azulgrana, con la llegada de un nuevo presidente, cargado de ilusiones y de promesas.

La dirección técnica del conjunto le fue confiada a José Luis Ramírez, hombre vinculado al club y amplio conocedor de la Tercera. El técnico eldense no tuvo suerte y los resultados no le acompañaron, siendo cesado tras perder sucesivamente contra el Alcoyano y el Español de San Vicente. Tras estas cifras, se hizo cargo del equipo José Bordalas Jiménez, que había entrenado anteriormente a equipos como el Alicante o el Benidorm.

La junta directiva del club casi al completo se desplazó hasta el aeropuerto del Altet para recibir a la expedición del F. C. Barcelona, rival del cuadro deportivista e invitado de lujo al gran y emotivo evento. En la primera parte, el conjunto eldense superó al Barça. El cuadro eldense, no solo tuteó al conjunto barcelonista, sino que además, le maniató en el centro del campo, donde sobresalió la figura de Cartagena, quien marcó el primer gol del partido. En el segundo tiempo, Coca puso el 2-0. Fue Estella, el mejor hombre barcelonista, el encargado de reducir diferencias al transformar un penalti a la derecha del meta Gómez. Y pese a las magnificas intervenciones del cancerbero noveldense, los catalanes consiguieron igualar el partido por medio de Cóccix. Con empate finalizó el encuentro conmemorativo.

NUEVO SIGLO

La línea del C. D. Eldense en el comienzo del nuevo siglo fue similar a los últimos años de los 90. Ya en la temporada 2004/2005, el Deportivo ocupó la tercera plaza en la clasificación, disputando el play-off de ascenso a Segunda B. En esta eliminatoria, los azulgranas fueron apeados por el Sangonera.

En la temporada siguiente, los eldenses consiguieron, de nuevo, quedar terceros y acceder a la lucha por el ascenso. En la primera ronda, el Eldense superó al Mar Menor venciendo en los dos encuentros (2-1 y 1-3). En la ronda final, el Deportivo se enfrentó al Girona. En esta ocasión, la suerte sí estuvo del lado azulgrana. El Eldense ganó en la ida por 1-0 y también en la vuelta, venciendo por 0-2 en Montilivi. Después de 15 años, el C. D. Eldense regresaba a Segunda B. El técnico Casimiro Torres fue el encargado de llevar al Deportivo a la categoría de bronce, con Antonio Sanchís como presidente.

Sin embargo, la estancia en Segunda B fue efímera, ya que en esa misma temporada se consumó el descenso (el equipo acabó decimoctavo en la clasificación). En los dos años posteriores, el Eldense estuvo cerca de disputar el play-off de ascenso, pero las opciones se esfumaron en las últimas jornadas. El Deportivo entró en años convulsos en los que le costó encontrar estabilidad institucional y deportiva. Por esa época, pasaron presidentes como César Mora, Gaspar Candela, Pedro Gras o Alfonso Ortuño.

ÚLTIMO LUSTRO

A finales de 2011 se convirtió en máximo mandatario de la entidad Julián Fernández, quien dimitió en 2013. En ese mismo año, Manuel Guill fue elegido presidente. Acompañado por Omar Zeidán y Germán Torregrosa, esta nueva directiva formó un gran equipo para competir en Tercera División. El objetivo era claro: retornar a Segunda B. Tras un inicio de liga brillante, con Galiana en el banquillo, el Eldense se proclamó campeón de liga en la jornada 36 tras vencer por 5-0 al C. D. Llosa. Por entonces, el banquillo azulgrana estaba ocupado por Sergio Egea, actual entrenador del Real Oviedo.

En el play-off de ascenso, el C. D. Eldense se enfrentó al Marbella por un puesto directo en Segunda B. Después de vencer por 1-0 en la ida, el Deportivo cayó en Marbella 3-1. Los noventa minutos acabaron 1-0. Antes había sido expulsado el portero eldense Alberto y los andaluces lo aprovecharon para igualar la eliminatoria. Con Pablo Pagán (lateral izquierdo) bajo los palos, el Eldense sucumbió merced a un penalti pasado el tiempo reglamentario que supuso el 3-1. Chupe había generado esperanzas a la parroquia azulgrana anotando el 2-1.

En la segunda ronda, el C. D. Eldense venció (2-0) a la Arandina en el partido de vuelta en el Nuevo Pepico Amat e hizo bueno el resultado de la ida (0-0). En el asalto final, el Deportivo se midió al Formentera. El encuentro de ida se saldó con el mismo resultado de Aranda. El Nuevo Pepico Amat volvía a ser decisivo. Con un portentoso primer tiempo, el Eldense se puso 2-0 con goles de Tabares y Cañadas y no dejó escapar el ascenso. El partido acabó 2-1 pero la alegría invadió a toda Elda.

El C. D. Eldense había conseguido regresar a Segunda B. Liderado por Omar Zeidán, el Deportivo contrató a Fran Yeste, mítico jugador del Athletic de Bilbao como nuevo entrenador, acompañado por el joven Rubén Albés. La temporada comenzó de forma irregular. En las primeras jornadas, el Eldense venció a equipos como el Hércules (en liga y en Copa del Rey) o el Alcoyano. En la segunda ronda de la Copa del Rey, el Deportivo cayó en los penaltis frente al UCAM Murcia. Más tarde, Yeste tuvo que abandonar el club por problemas federativos y Antonio Aparicio se hizo cargo del equipo. El valenciano no obtuvo buenos resultados y le sustituyó Rubén Albés. En un ejercicio de fe y sacrificio, el Eldense consiguió la permanencia en el play-out tras ganar al Real Avilés (1-4 y 2-3).

A mitad de esa temporada, una nueva junta gestora liderada por José Luis González cogió el timón del club. En verano de 2015, la candidatura presentada por el propio González fue proclamada como la actual junta directiva para el curso 2015/2016 en Segunda División B.

C. D. Eldense Tv
Ver Más Vídeos
Clasificación 2ºB (Gr.III)
Pos Equipo P.G P.E P.P PTS
1 F. C. Barcelona "B" 16 4 6 52
2 C. D. Alcoyano 14 9 3 51
3 Valencia C. F. Mestalla 12 9 5 45
4 Badalona C. F. 11 11 4 44
5 Hércules C. F. 13 3 10 42
6 Villarreal C. F. "B" 11 8 7 41
7 C. D. Atlético Baleares 9 11 6 38
8 Atlético Saguntino 8 11 7 35
9 Lleida Esportiu 9 8 9 35
10 C. D. Ebro 8 10 8 34
11 C. E. Sabadell 7 12 7 33
12 U. E. Cornellà 8 9 9 33
13 R. C. D. Espanyol "B" 7 10 9 31
14 R. C. D. Mallorca "B" 6 11 9 29
15 C. F. Gavá 7 8 11 29
16 U. E. Llagostera 7 8 11 29
17 A. E. Prat 5 12 9 27
18 C. E. L'Hospitalet 7 6 13 27
19 Atlético Levante U. D. 4 12 10 24
20 C. D. Eldense 3 4 19 13
Ampliar Clasificación
Nuestros Patrocinadores
La web del C. D. Eldense utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.
Ocultar